El concepto de límite es otra de las señas de identidad del trabajo de Concha Jerez que ha capitalizado frecuentemente la atención de la artista desde fecha relativamente temprana. La autora ha considerado invariablemente que esta idea aplicada al arte tiene en la trasgresión su verdadera razón de existir, pues entiende que los límites son una especie de acotamiento conceptual que hace necesaria una afirmación.

 

Flores, Alberto; (2005) Intervenciones, Instalaciones Visuales e Instalaciones Sonoras de Concha Jerez, (tesis doctoral).
Universidad de Extremadura. Facultad de Filosofía y Letras, Departamento de Historia del Arte, Cáceres, Tomo I, p. 137.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En la instalación de Concha Jerez “Límites” (Galería Wewerka, Malpartida de Cáceres, 1986) la ambigüedad no es el protagonista esencial sino un componente secundario de gran importancia. Algunas de las piezas que integraron la instalación realizada en Malpartida de Cáceres fueron intervenidas con palabras ambiguas, tanto ocultas como visibles. Formando parte de una performance realizada el día de la inauguración, Concha Jerez quemó un número de papeles sobre los que había escrito palabras ambiguas y los introdujo dentro de unos vasos usados que fueron adquiridos por la artista en un bar de Malpartida. Mención especial merece el recorrido sobre un sendero de ropa usada que atravesó el patio diagonalmente, puesto que allí la artista colocó cartas transparentes con cuarenta palabras ambiguas. En este sentido, Javier Maderuelo ha señalado que Concha Jerez propone lectura ambiguas de la realidad al situar objetos determinados en puntos muy concretos de un espacio y al obligar al espectador a pensar y meditar. Y aquí sucedía exactamente esto, porque se ocultaron cartas evocadoras de la ambigüedad en ropa que estaba atrapando a personas vivas ausentes.

Flores, Alberto; (2005) Intervenciones, Instalaciones Visuales e Instalaciones Sonoras de Concha Jerez, (tesis doctoral).
Universidad de Extremadura. Facultad de Filosofía y Letras, Departamento de Historia del Arte, Cáceres, Tomo I, p. 117.