Concha Jerez enfrentó en la instalación “Mirage Limit” (Kunstverein. Ludwigsburg, 1991) las ventanas de la sala a otras tantas procedentes de un almacén. Tanto unas como otras estaban intervenidas, por lo que puede hablarse de una correspondencia que sitúa al mismo nivel el contenido “artístico” de unas y la vida cotidiana de las que dan a la calle.
Esta instalación, que funciona a modo de escaparate permanente, es la única ocasión en la que la artista ha realizado una instalación  que funcionaba tanto desde dentro, como desde fuera de la galería.

Flores, Alberto; (2005) Intervenciones, Instalaciones Visuales e Instalaciones Sonoras de Concha Jerez, (tesis doctoral). Universidad de Extremadura. Facultad de Filosofía y Letras, Departamento de Historia del Arte, Cáceres. Tomo I, p.122-123.