En su primera versión, en la Galerie Shüppenhauer en 1999, esta instalación estaba integrada por un cubo de aristas de madera blanca de un metro de lado con poliéster translúcido flexible que ocultaba en su interior los siguientes elementos:

  • Dos tubos de luz negra de 1,10 m. de longitud,
  • Un discman con un CD realizado a partir de sonidos de la ciudad transformados,
  • Un miniequipo de sonido preamplificado
  • Un pequeño proyector de diapositivas ruso con un temporizador que proyectaba una diapositiva de la obra de Marc Chagall que da origen a la obra.

El techo del espacio aparecía totalmente recubierto por luces diminutas de Navidad, made in China, que se encendían y apagaban siguiendo distintas programaciones y en cuyo centro se situaba un conjunto de globos blancos, sobre los que se proyectaba, de tiempo en tiempo, la imagen del cuadro de Chagall.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En su segunda y definitiva versión, realizada en el Koldo Mitxelena Kulturunea en el año 2001, esta instalación estaba integrada por un cubo de metacrilato translúcido y madera blanca de un metro de lado. En su interior se ocultaban los siguientes elementos:

  • Dos tubos de luz negra de 1,10 metros.
  • Un discman con un CD realizado a partir de sonidos de cajas de música.
  • Un miniequipo de sonido preamplificado
  • Un pequeño proyector de diapositivas ruso, con un temporizador que proyectaba furtivamente una diapositiva de la obra de Chagall que da origen a la obra.

Sobre el techo, nueve sombrillas blancas y cuatro entramados de luces diminutas de Navidad programadas, made in China; sobre la sombrilla central se proyectaba la imagen de Chagall.