2001 PAISAJE DE PALABRAS. Koldo Mitxelena Kulturunea. S. Sebastián

PAISAJE DE PALABRAS ESCRITAS

2005

Instalación In Situ para el 125 aniversario del Círculo de Bellas Artes.

Círculo de Bellas Artes, Madrid.

El proyecto de obra In Situ PAISAJE DE PALABRAS 5 para el Círculo de Bellas Artes estaba integrado por tres obras: una intervención radiofónica, PAISAJE DE PABRAS OÍDAS; una performance, PAISAJE DE PALABRAS ESCRITAS 5 y la Instalación Sonora y Visual JARDÍN DE PALABRAS ESCRITAS 5.

La Instalación sonora y visual JARDíN DE PALABRAS ESCRITAS 5 tomaría como soporte la escalera central del Círculo y se desarrollara desde el sótano hasta la sexta planta del edificio, con pequeñas intervenciones, en lo visual, que dialogarían con los contrapeldaños de la escalera, con la parte central de las puertas de cristal de los antiguos ascensores, con los pedestales de las estatuas y con la zona calada de las balaustradas de la escalera.

En lo sonoro, la intervención estuvo integrada por ocho fuentes sonoras distintas situadas, de una en una, en las ocho plantas del edificio – incluida la baja – y ocultas de la mirada del espectador. en ellas se escucharían voces grabadas de escritores fundamentales de la literatura hispana del siglo XX.

La intervención visual tenia como soporte los contrapeldaños de la escalera, que estaría integrada por abecedarios que se desplegarían por ella desde el sótano hasta el final de la planta sexta. en los tramos dobles de dicha escalera se repetirían las letras a ambos lados, unificándolas en los tramos comunes, para ello se utilizaron letras doradas de plástico de 14 cm adheridas al centro de cada contrapeldaño.

En la parte central de las puertas de cristal de los antiguos ascensores se pegaría, directamente al cristal y con letras adhesivas el texto: FRAGMENTO DE JARDÍN DE PALABRAS ESCRITAS.

En los pedestales de las estatuas, y en su ausencia en los espejos detrás de ellas, se colocarían la palabra ENTRE, dorada y partida por la mitad. la parte superior de la letra se pegó directamente a la parte superior del pedestal mientras que la otra mirad lo haría en su parte inferior.

La zona calada de las balaustradas de la escalera quedó intervenida por tiras continuas de acetatos transparentes con fragmentos de los poemas que integraron la parte sonora de la instalación, escritos con rotulador negro. estas tiras de acetato se entrelazaban entre los modelos y confluían en un tiesto blanco de plástico en cada una de las plantas.