1997 EN EL UMBRAL DE LA MIRADA Museo Pablo Gargajo, Zaragoza

“EN EL UMBRAL DE LA MIRADA”

1997

Instalación Intermedia Sonora y Visual.

Museo Pablo Gargallo, Zaragoza (España)

Esta Instalacion se presentó en el Museo Pablo Gargallo de Zaragoza como un espacio para la mirada y la escucha, para la reflexión.  El tema que desarrollaba aquí era el de la visión del artista como testigo del mundo en que vive. El espectador puede sentarse en cualquiera de las sillas que integran la obra y entrar en el umbral del Tiempo.

Esta Instalación se componía de dos tipos de Intervenciones:  unas que incidían directamente en elementos estructurales de la Sala y otras que dialogaban con ésta a partir de piezas que se sitúan en diversos lugares como elementos del discurso total.

La luz artificial se utiliza siempre en la Instalación con carácter mediático, de este modo las doce luces giratorias presentan siempre el carácter mediático que poseen en las sociedades contemporáneas como señales de emergencia. Por su parte, las luces situadas en los faroles poseen también ese carácter mediático del pasado romántico que aportan las velas, aunque en este caso sea una imitación eléctrica de las mismas.

Las siete intervenciones que componen la Instalación son las siguientes:

Intervención 1.

Desarrollada en las tres contraventanas, que se pintaron de dorado en el interior. Sobre ellas e integradas en la estructura de las mismas, se situará el siguiente texto: PARAISO EXTERIOR IMAGINADO, repartido entre las tres ventanas, utilizando letras doradas de plástico adhesivas, formando una palabra en cada una de ellas.

En el suelo y delante de cada una de las ventanas hasta el nivel exterior de la pared, se colocaron algunos elementos residuales de la ciudad como escombros y ropa vieja. Sobre ellos una luz giratoria de emergencia.

Intervención 2.

Desarrollada sobre la puerta situada en la pared de la tarima, que también se pintó de dorado. Sobre ella e integrada también en la estructura de la misma, se situará el texto: PARAISO INTERIOR, utilizando letras doradas de plástico adhesivas similares a la Intervención 1.

Intervención 3.

Desarrollada sobre el interior de la puerta  de acceso a la Sala, también pintada de dorado. Sobre ella el texto que dio título de la Instalación: EN EL UMBRAL DE LA MIRADA. Para oscurecer la Sala, se colocará una cortina en la entrada a la misma y la puerta  permanecerá abierta durante las horas de visita de la Instalación.

Intervención 4.

Integrada por la estructura de una gran mesa, (6 x 1 x 0,70)m colocada en el centro de la Sala.

En su interior elementos residuales de la ciudad, como escombros, objetos, ropa vieja… intervenidos con escritos ilegibles., y sobre cada uno de los tres módulos una luz de emergencia giratoria.

Oculto entre escombros y objetos  se colocó un lector de discos compactos con dos altavoces preamplificados que funcionaron de forma continuada con una obra sonora de José Iges y Concha Jerez: INTERIOR-EXTERIOR, realizada en 1992 a partir de las respuestas de diversas personas de diferentes países sobre “que era la utopía para ellos” y “cual era su utopía personal”, mezcladas con sonidos de la Onda Corta que recogen el sonido del mundo a través de las ondas de la Radio.    

Intervención 5.

Integrada por 6 sillas doradas realizadas 1994, repartidas por el espacio para que el espectador pueda sentarse. En el respaldo y el color negro se colocó el título de la obra: UNIDAD INTERFERENCIA.

Debajo de cada una de las sillas un espejo -perteneciente al múltiple- con un texto escrito a mano y sobre él una luz giratoria de emergencia.

Intervención 6.

Integrada por la pieza TIEMPO LIMITE INTERIOR (1986 -1988), colocada en el centro de la pared de la tarima: una banca de pueblo pintada de dorado y cuyo asiento está totalmente recubierto de lana de colchón y sobre ella se sitúa un metacrilato rectangular transparente de la medida de la artista. En el respaldo, en letras de latón, el texto TIEMPO LIMITE; mientras que sobre el metacrilato y tanto legible como en grafismos grandes ilegibles, la palabra  INTERIOR.

Intervención 7.

Integrada por 12 faroles granadinos de metal dorado, cristales y espejo al fondo. En el cristal delantero de cada uno de ellos se leía el título de la obra: PARAISO DIARIO, seguido del número correspondiente.

En el interior y al fondo, sobre el espejo de atrás, una transparencia en blanco y negro con un collage realizado a partir de imágenes de la prensa diaria. Delante de dichas imágenes, un pequeño ambiente “de consumo” realizado con pequeños objetos de juguete, procedentes de las tiendas de “Todo a 100 Ptas.”, que contrastaba con las imágenes del fondo. Entre ellos, la bombilla de luz eléctrica imitando la luz de una vela.

Los 12 faroles se distribuirán entre la pared en que se encuentra la puerta de entrada y la pared de la izquierda según se entra.