1994 VIAJANTE DE PARAÍSOS FRAGMENTADOS. Museo del Ferrocarril. Madrid

VIAJANTE DE PARAÍSOS FRAGMENTADOS

1995

Instalación/Intervención

Museo del Ferrocaril. Madrid.

La Instalación VIAJANTE DE PARAÍSOS FRAGMENTADOS está integrada por tres grandes intervenciones que se desarrollaron en la antigua Estación de Delicias, hoy sede del Museo Nacional del Ferrocarril, desplegando su discurso narrativo en interacción con diversos elementos estructurales de la misma y con algunos situados circunstancialmente en los andenes.

Intervención 1.

Desarrollada longitudinalmente sobre la totalidad del borde de los cuatro andenes que rodean a las dos vías dobles de la estación.

Integrada por espejos de plástico, cuyas dimensiones eran las mismas de la piedra que ocupa dicho borde, situados perpendicularmente a las vías, en número igual a las intersecciones de dichas baldosas – una media por andén de 132 espejos – y sujetos al suelo mediante cinta adhesiva de doble cara.  Estos espejos estaban intervenidos por enunciados escritos a mano de diversos “paraísos”.

Intervención 2.

Se desarrollaba en el interior de los 32 faroles situados a lo largo de los laterales de la estación. Cada uno de ellos conformaba un pequeño “paraíso condicionado”, integrado por diversos objetos Kitsch, como por ejemplo pseudo-Barbies, personajes sucedáneos de Walt Disney, “superhéroes” de plástico, etc

Intervención 3.

Desarrollada directamente sobre la cristalera del fondo de la estación en la que se leía, con letras de plástico adhesivas doradas, el siguiente texto: XM3 DE PARAÍSOS IMAGINADOS

Intervención 4.

Integrada por la pieza TIEMPO LÍMITE INTERIOR (1986-1988): se trataba de una banca de madera pintada en dorado cuyo asiento estaba recubierto por lana lavada, sobre la cual se situaba un cristal rectangular transparente, del tamaño de la autora, y en cuya superficie se dibujaron grafismos con rotulador permanente. Sobre el respaldo aparecía el título enunciativo de la pieza en letras de bronce y colgando de la parte de abajo de la banca una señal metálica de “no pasar”, de las que se colocan habitualmente en muchas máquinas y vagones.

Esta pieza se situó en medio del andén central, sustituyendo al banco que habitualmente se encuentra en ese lugar.

Intervención 5.

Desarrollada en los orificios redondos de las vigas de madera del final de las vías, cercanas a la vidriera del fondo, ocupados por tornillos que unen éstas al suelo. Esta intervención se llevará a cabo mediante la acentuación de dichos orificios con polvo de purpurina dorado.

Intervención 6.

Desarrollada en la parte inferior de los diversos objetos – un total de 9 – situados en los andenes de la estación. En cada uno de ellos se colocó una prenda de ropa vieja en el suelo y sobre ella, acetato transparente acumulado en una cantidad abundante, sobre el que pueden verse escritos ilegibles realizados con rotulador permanente.