1989 TRANSGRESIÓN DE TIEMPOS. Capilla de Oidor. Alcalá de Henares

TRANSGRESIÓN DE TIEMPOS

1989

Instalación site-specific

Capilla del Oidor. Fundación Colegio del Rey, Alcalá de Henares.

Esta Instalación se planteaba en torno a la dualidad entre dos conceptos de Tiempo: el TlEMPO EXTERIOR y el TIEMPO INTERIOR y la transgresión entre ambos.

Se desarrollaba de forma unitaria en el interior de la capilla del Oidor y en el exterior de la misma, en las ruinas de lo que fue la iglesia de Santa María, a la cual pertenecía dicha capilla.

En el interior de la Capilla del Oido se desarrollaron diversas Intervenciones.

En la Capilla Bautismal la Intervención se centraba en los años de TIEMPO INTERIOR versus TIEMPO EXTERIOR desde la aparición del los primeros vestigios del Homo Sapiens.

En la Nave Central se desplegaba una gran pieza sobre el TIEMPO INTERIOR AUTOCENSURADO, versus el TIEMPO EXTERIOR AUTOCENSURADO utilizando para ello 40 tuberías grandes intervenidas en su interior por textos autocensurados.

Dentro de una pequeña capilla, una Intervención en el muro sobre el concepto de SILENCIO.

Finalmente en la Nave Interior se presentaba dos piezas, TEMPUS (1986)  y FRAGMENTOS DE MEMORIA (1984-1986).

Por lo que corresponde a las Intervenciones de las ruinas de la Iglesia de Sta. María,  se realizaron tres Intervenciones. Una sobre las dos pilastras de las antiguas columnas de Sta. María, interviniendo la parte superior de las mismas con espejos de metacrilato con la siguiente inscripción: BASE DE COLUMNA DE INFINITOS METROS DE TIEMPO INTERIOR en una y BASE DE COLUMNA DE INFINITOS METROS DE TIEMPO EXTERIOR en la otra.

En unos restos del muro de la iglesia una estatua clásica, anónima, partida por la mitad e intervenida por el siguiente texto: TIEMPO LÍMITE INTERIOR que fueron colocadas a distancia una de otra.

La tercera Intervención en la torre de Sta María, tenía como tema el TIEMPO LÍMITE EXTERIOR. Estaba integrada por otra estatua partida por la mitad, igual a la anterior, pero en este caso una de las dos mitades estaba situada en la parte de arriba de la torre con un cámara de vídeo en el hombro que recogía de forma continua imágenes de las ruinas. Mientras que la otra estaba abajo con un monitor de vídeo delante en el que se