1988 CAIXA DE QUOTIDIANITAT. Sala Fundación La Caixa. Barcelona.

CAIXA DE QUOTIDIANITAT

1988

Instalación.

Sala de la Fundació Caixa de Pensions. Barcelona.

Esta Instalación partía de los dos conceptos enunciados en su título.

CAIXA (caja) : Juego ambiguo entre la definición de “caixa” (caja)  y la pertenencia de esta Sala de Arte a  “La Caixa”, institución bancaria ligada a la vida cotidiana de Cataluña.

QUOTIDIANITAT (cotidianidad): en la realidad,  en las estructuraciones llevadas a cabo a partir de ella, en los procesos de transformación sistemática de la misma, en la Memoria y en procesos de aprehensión a través de estratos, huellas, signos de identidad.

A nivel espacial y formal,  para la realización de esta Instalación se partía de las dimensiones del módulo central, que dividía la sala en dos zonas y de la propia estructura exageradamente longitudinal de la misma. A partir de estas dos medidas se realizó una gran caja transparente de metacrilato, dividida en dos, que se situó en el centro de la sala formando dos módulos triangulares iguales y abiertos por la diagonal.

En el interior de la caja se situaron elementos propios de la zona y de su historia: un sendero de ropa vieja de los vecinos de la sala  recubierto con cal viva en polvo como parte de la cotidianidad en la Memoria

Junto a los elementos anteriores se añadían módulos de mármol blanco, iguales en número y dimensiones a los de calefacción existentes en la pared de la derecha, enfrentados a los de la sala, donde la autora había escrito  a mano y en color oro los nombres de 12 creadores fundamentales en la Historia de la Humanidad.