1986 LÍMITE DE COTIDIANIDAD

LÍMITE DE COTIDIANIDAD

1986-1999

Pieza única

La pieza se centra en la idea de un diario desarrollado como límite de una realidad doméstica, no siempre vinculada al lado amable de lo cotidiano. Realidades plasmadas en la comida, -integrada aquí por cristales rotos con escritos ilegibles-, que la performer accionaba con la cuchara durante las performances, como si se tratase del alimento diario.

Los materiales utilizados en la misma fueron: 1 estufa antigua, 1 sartén antigua de hacer gachas,  1 cuchara de palo intervenida a mano por la palabra diario y cristales rotos con escritos ilegibles autocensurados mezclados con residuos de una performance en la que se utilizó esta pieza.

El origen de LÍMITE DE COTIDIANIDAD se sitúa en la Instalación LÍMITES realizada para la Galeria Wewerka de Malpartida de Cáceres en 1986. La pieza se concluyó tal como existe  en la actualidad en 1999 para el ambiente FRAGMENTOS DE MEMORIA como soporte de acción para la performance realizada por la autora en la Galería Trayecto de Vitoria.